Posted in: Remedios

REMEDIO CASERO DE SAL CALIENTE PARA GRIPA, BRONQUITIS Y DOLOR CERVICAL.

Este remedio casero puede ser una buena opción de economía para estos virus que nos pueden afectar algún miembro de la familia y saber como actuar.

La sal puede ser una de ellas por que se puede utilizar para mejorar algunas síntomas comunes en el cuerpo, cabe resaltar que se puede aplicar a cualquier tipo de edad, sin ninguna consecuencia alguna.

Para obtener un remedio realmente efectivo es necesario usar sal de alta calidad, como la sal marina entera o la del Himalaya. Es importante que la sal sea completamente natural y sin tratamiento.

la preparación de este remedio se necesita seguir estos paso:

Primero necesitas preparar la sal caliente, vierta un puñado de sal gruesa (o más si el área a tratar es más grande) en una olla. Caliente hasta que la sal comience a liberar humo, apague la estufa y vierta el contenido en un paño o una toalla.

Aplique la compresa de sal caliente en el área afectada por el dolor, teniendo cuidado de no quemarse (espere unos minutos si la sal está demasiado caliente).

Aplicar durante unos 15-20 minutos, o hasta que la sal vuelva a la temperatura ambiente.

Este tratamiento se puede repetir todos los días, reutilizando la misma sal.

¿Para que sirve la sal caliente?

Las compresas de sal caliente pueden ser útiles en muchas situaciones y es un remedio natural seguro y eficaz también para los niños.

Estos son los problemas de salud más comunes donde se puede experimentar la sal caliente: bronquitis, sinusitis, resfriado, dolor cervical, dolor menstrual, dolor de espalda, dolor de muelas y dolor en los oídos.

Contenido Relacionado
Semillas de Lino: Propiedades y Beneficios del Super Alimento de Moda

Back to Top